Apuntes para Padres – Psicoprofilaxis Quirúrgica en Niños 1

mayo 1st, 2009

La Intervención Quirúrgica puede ser vivida como un hecho traumático. Suele promover diversas fantasías que serán, en general, acordes al desarrollo evolutivo del niño.
Por otra parte, suelen aparecer tanto en el niño como en su familia: temor a la muerte, vivencia de pérdida de control de la situación, vivencia de ser entregado a un tercero o entregar a un tercero ajeno, fantasías de ataque agresivo al cuerpo, etc..
Todos estos aspectos mencionados requieren un abordaje que favorezca la mejor resolución de la situación de crisis que transita el niño y su familia. Por lo cual a continuación proponemos una breve reseña informativa para padres que se encuentren por transitar este proceso de Intervención Quirúrgica con alguno de sus hijos.
INFORMACIÓN NECESARIA:
• Acerca de Procedimientos Prequirúrgicos.
• Naturaleza y objetivos de los Procedimientos.
• Riesgos y Secuelas.
• Beneficios: paliativos o curativos.
• Alternativas u opciones.
• Tiempo estimado de la Intervención.
• Consentimiento Informado (formulario a firmar).
• Dolor y posibilidades de analgesia.
• Vendajes, sueros, etc, con los que el niño va a despertar.
• Síntomas esperables en el post operatorio.
• Tiempo estimado del post operatorio y lugar de recuperación.
PARA QUÉ INFORMARSE:
Es importante que quede claro que se elige un mal menor para evitar uno mayor. La información permite disminuir la cantidad de situaciones desconocidas, que se comprendan los procedimientos, ayuda a familiarizarse con éstos. De esta manera, se baja el nivel de ansiedad, angustia, temores, actúa como corrector de fantasías.
Al estar los padres informados, bajará su nivel de ansiedad (el cual el niño percibe más allá de las palabras) y podrán transmitir más calma y seguridad al hijo. Además ellos serán colaboradores junto con los médicos y técnicos, en la tarea de brindar, de forma gradual, dosificada, sencilla, acorde a la edad y a lo que él tema más, la información necesaria a su hijo.
La información que el niño reciba de manera adecuada, ayudará a disminuir sus miedos, angustias, fantasías ante lo desconocido (o ante malas experiencias). Da mucha seguridad, ayuda a anticipar y elaborar la situación.
Es importante no dar información innecesaria y con detalles inútiles que pueda no ser comprendida. También es importante no mentir, no negar el dolor (sí anticiparlo y hacer hincapié en que es transitorio). Recordemos que es un “dolor útil”, ya que resulta ser una señal para el médico de cómo andan las cosas, también para el cuerpo, ya que impide movimientos y actitudes inconvenientes para su recuperación.
Lic. Psic. Sara Echeverría

This entry was posted on Viernes, mayo 1st, 2009 at 3:26 pm and is filed under Apuntes para Padres. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.