“Yo tengo mi XO” – El impacto en la familia…

octubre 3rd, 2009

Hoy, los hogares de niños que concurren a la escuela pública cuentan con una o más computadora, esto depende del número de hijos escolarizados que tenga la familia. De esta forma, la computadora del Plan Ceibal, llamada XO se ha instalado en el Uruguay dando lugar a que miles de familias accedan a la tecnología digital. La XO como objeto cultural aporta conectividad e implanta miedos… el uso de Internet! (El Plan Ceibal tiene restricciones a páginas disponibles en la red que considera no pertinentes)

En familia la XO aspira a generar complementariedad a través de las contribuciones que realiza en diferentes áreas: en el intercambio, el aprendizaje y la formación. El desafío es aprender de la experiencia de su uso y de la aplicación de los conocimientos obtenidos como forma de ampliar la oportunidad y alternativa de aprendizaje. Internet nos proporciona la interactividad y el anonimato con que se maneja la información y eso es un desafío y un riesgo… Por ello, es necesario ampliar la apropiación y el uso de la XO a todos los miembros del hogar, generando espacios de intercambio entre las diferentes generaciones de la familia. El objetivo es evitar la brecha intergeneracional a nivel tecnológico y que los adultos puedan controlar el uso y el acceso a los contenidos de los niños/hijos/nietos/sobrinos, etc. de la misma forma en que realizan el control y el uso de la tele, el celular, las revistas, etc. en el hogar.
En la actualidad, la familia es concebida como una organización abierta y compleja, multidimensional y fluctuante, y asume la responsabilidad del cuidado de sus integrantes al tiempo que habilita la separación y oportunidades. Sin embargo, asistimos al debilitamiento de las instituciones clásicas de producción de sujetos como lo son la familia y las instituciones educativas.
El mundo adulto….
Ante lo nuevo, el adulto reacciona de forma diferente al niño; lo novedoso le genera resistencia, le provoca incertidumbre o miedo. Un niño frente a una computadora no duda en tocarla, apretar botones, investigar, no piensa en que se puede romper, esta seguro de que “si esta ahí es para usarla”. Mientras que un adulto evita “echar manos” por temor a “romperla” o a no saber “qué hacer”… pero se hace necesario vencer prejuicios, el “no puedo… no entiendo… no me interesa… para qué…” como forma de apoderarse de la laptop como herramienta de trabajo… hay que perderle el miedo y para ello es necesario la experiencia y la práctica con la computadora, como se hizo cuando niño con la bicicleta, las cartas, el futbol….
De a poco se va tomando confianza…
El gobierno nacional ha implementado Talleres de Alfabetización Digital de Centros MEC que están pensados como prácticas iniciales para personas que nunca hayan usado una computadora. El objetivo es formar hombres y mujeres en el uso sencillo de un computador y que puedan mandar mail, buscar información en Internet, o chatear; despertando la curiosidad para que después se “larguen” solos, exploren y aprendan.
Hay que pensar algunas medidas para evitar y proteger de los riesgos en el uso de Internet tanto al niño como a su familia. Para ello hay que hablar acerca de que es necesario que comuniquen a sus padres o adultos del entorno:
• si los invitan a encontrarse con alguien que no conocen
• si se sienten atacados, violentados o seducidos por Internet
• si le solicitan información de los padres o del funcionamiento del hogar (no dar CI, tarjetas de créditos, teléfonos)
Hay que evitar hacerlos sentir culpables porque se pierde la confianza, el niño se retrae y se siente muy solo.
Es importante prestar atención si un niño:
• cierra de golpe su laptop con la llegada de un adulto
• se preocupa por borrar información, archivos o documentos
• se vuelve menos comunicativo de lo habitual
• cambia su comportamiento
• usa su laptop en horarios diferentes a lo que lo hacia habitualmente
Hay que:
• estimular la presencia de los padres, acompañar al niño en el uso de Internet
• estimular a los niños a comunicar sobre cualquier inconveniente durante el uso de Internet
• estimular que cuenten lo que hacen en su navegar por Internet para ayudarlos a manejar los contenidos
• ayudar al niño a entender que NO todo lo que esta en Internet es bueno, hay que evaluar las visitas a las páginas, las bases de datos, según los criterios familiares
En familia…
Cómo metabolizar lo novedoso de la XO cuando al relacionarnos se altera la estabilidad? Estabilidad que esta dada por la cotidianeidad, la rutina, lo semejante que siempre confirma y no cuestiona. Estabilidad que hace al devenir subjetivo de los integrantes del hogar, en el que la función paterna, materna, así como el entorno (escuela, barrio, club social, amistades, etc.) constituye el apuntalamiento en la producción de subjetividad. Si la dimensión intersubjetiva es productora del sujeto del vínculo; entonces, devenir sujeto resulta de un hacer “entre” los integrantes. Hacer desde la imposición, destino, posibilidad…? O desde el lugar que ocupa la XO en el hogar? Es que llegó para quedarse…… Y cada familia da sentido a este hacer, al lugar, al uso, al destino…
Además, cada familia tiene un modo particular de afectar y ser afectado por la presencia de la XO y las posibilidades de conectividad a la red. Mientras los hijos mantienen una modalidad de relación en simultáneo que otorga una producción de sentido e impacta en la diferencia generacional… navegan por información y generan otro modo de subjetivación. En él se juegan otros códigos y organizadores respecto al vínculo de pertenencia y referencia… la vida digital…
En los padres impacta en general, por “lo negativo” y emergen temores y fantasías que giran en torno a sentimientos de pérdida de la vida real de sus hijos, con la posibilidad de desarrollar una adicción. Pero no siempre es pérdida, sino vínculo a través de otros estímulos: lo visual y auditivo, mediatizados por la pantalla. Esto genera otros sentidos y otros efectos en un espacio y un tiempo real que involucra el espacio y el tiempo familiar. Así, la experiencia del presente adquiere otro valor, modificando y articulando lo anterior. Aparece el suplemento, lo que antes no estaba ni reprimido ni representado, surge como novedoso y singular. En la dinámica familiar lo semejante, lo que coincide, remite a la idea de encuentro en un punto y un tiempo. Mientras que lo ajeno emerge como potencial enemigo, tiene consecuencias, modifica la subjetividad propia y la del colectivo, ya no se es “el mismo” una vez inscripta la novedad. Cada vez más, se hace necesario generar un espacio familiar donde se pueda transitar y habitar estas nuevas formas de convivencia, en el “ahora conectados”.
Lic. Susana Canepa
Setiembre 2009

This entry was posted on Sábado, octubre 3rd, 2009 at 10:59 pm and is filed under Artículos. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.