Apuntes para Padres – Los límites y los hijos.

marzo 13th, 2010

¿Por qué pensamos que es necesario poner límites a los niños?

Habría varios motivos, pero los que consideramos de mayor importancia, es que no sólo porque la convivencia resulta más armónica, sino también  porque son los primeros interesados y beneficiados a la hora de marcarles normas que, además de infundirles seguridad, autoestima e independencia, les va a permitir conformarse como ciudadanos que puedan ejercer valores de respeto, tolerancia, no discriminación y de democracia.

Tengamos en cuenta que lo que se limita es la conducta, no los sentimientos o emociones que la acompañan. A un niño se le pide que no haga tal o cual cosa, pero no que sienta algo al respecto.

Para que la puesta de límites sea eficaz, los padres deben hacerlo siempre manteniendo el respeto, sin humillar, ridiculizar o enjuiciar al niño. Asimismo, los largos sermones, darles largas explicaciones, confunden más a los niños acerca de que tienen que hacer o no hacer.  Es importante señalarles el problema de una manera concisa, firme, sin enojo, dejando en claro también cuales serían las consecuencias de una trasgresión. 

Las consecuencias de las trasgresiones deben de ser acordes y de ser posible, puestas en práctica de manera inmediata. Tanto los gestos, actitudes y tono de voz que se emplea, comunican un mensaje, por tanto cuando tenemos que poner un límite o una consecuencia a la trasgresión del mismo, es fundamental tranquilizarse, no levantar la voz o hacer gestos amenazantes.

Queremos enseñarles autocontrol, por tanto, es primordial que los padres no lo pierdan al limitar a sus hijos. El autocontrol se aprende, se educa y eso desde que el niño nace lo va aprendiendo, con el modelo que recibe de sus padres.

Psic. Laura Monné

This entry was posted on Sábado, marzo 13th, 2010 at 7:27 pm and is filed under Apuntes para Padres. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.